Este lunes 29 de febrero se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Minoritarias y el RCD Espanyol ha querido dar su apoyo a esta jornada con una acción solidaria que ha contado con la colaboración de los jugadores del primer equipo. Son muchas las personas y familias que necesitan ayuda para intentar encontrar algún remedio a sus enfermedades y el club ha querido transmitir su apoyo.

Los futbolistas del primer equipo han conocido a Aleix Merino, que tiene 4 años y padece el Síndrome de Tay Sachs, una enfermedad ‘rara’ que no tiene cura y que es el único caso diagnosticado en Catalunya. Ésta es una enfermedad neurológica y afecta al sistema nervioso central, causada por la ausencia de una enzima que descompone los residuos tóxicos que la actividad cerebral va dejando. El próximo 3 de abril se celebrará un evento solidario en el que el RCD Espanyol colaborará para recaudar fondos para la asociación ACTAYS, la única que investiga esta enfermedad.

Para más información, pueden visitar http://aleixmerino.com.

Los jugadores blanquiazules también han tenido la oportunidad de hablar con Emilio López, de 46 años y que padece el Síndrome de Arnold Chiari, una malformación rara, congénita del sistema nervioso central localizada en la fosa posterior o base del cerebro. Su lucha diaria para superarla se ha traducido en una iniciativa llamada Corresolidaris, una asociación formada por personas que participan en las carreras atléticas para difundir los mensajes de asociaciones y proyectos, en muchos casos de carácter minoritario, con un objetivo claro: ayudar a quienes lo necesitan. Este pasado septiembre participaron en la Cursa RCDE 1900.

Para más información podéis consultar www.corresolidaris.org.